miércoles, noviembre 23, 2005

Gaspar Noe pre-Irreversible

gn
He visto la obra del argentino-frances Gaspar Noe, como debe verse, sin ningún tipo de orden establecido. Hace años vi morbosamente Irreversible, como quien reta a una montaña rusa, y luego la vi 4 veces mas para degustarla en todos sus otros aspectos.

Ahora he visto el cortometraje de 40 minutos Carne y el posterior film Seul contre tous (I stand alone) que narran la historia de “El Carnicero” o The Butcher (interpretado grandiosamente por Philippe Nahon), el cual, para los que ya han vieron Irreversible, aparece en la primera escena previa al rectum, pronunciando la premisa del perturbador film: “el tiempo lo destruye todo”.

gbq05339

Antes de entrar a lo profundo del pantano, hay que aclarar que el estilo de Gaspar Noe es quizás uno de los más fuertes de la cinematografía actual. No por nada Irreversible tiene el record de ser la película mas abandonada de todos los tiempos en Cannes, debido a una primera escena atorrante, con sonidos por debajo de los 28 HZ y a su explicita violencia sexual (cuando la proyectamos hace par de años en la universidad, 8 personas, de unas 60, se salieron. 2 de ellas nos insultaron)

En cuanto a la forma, Noe es violento en cuanto al manejo de los personajes, movimientos de cámara y utilización de planos. Carne y I Stand Alone se caracterizan por secuencias breves más bien tenues interrumpidas a veces por un movimiento de cámara brusco que siempre viene aderezado de un sonido de disparo. Además, estas secuencias están conectadas entre si por un mismo golpe de orquesta, bien atorrante.

Noe se muestra tímido (acordaran conmigo lo relativo de este termino en este caso) al mostrar la violencia, llegando incluso a avisarle al espectador que “tiene 30 segundos para abandonar la sala” en el momento previo al momento mas crudo del film. A esto se le agrega una ¿inseguridad? en la efectividad de su mensaje, colocando con cierta periodicidad textos intercalados con las imágenes, para canalizar su intencionalidad. Esto desaparecerá en Irreversible, dejando al espectador totalmente vulnerable ante situaciones que aunque predecibles, siempre son negadas en un primer momento.

Noe es el director más franco que he visto en años. Logra chocar al espectador, pero no lo hace por el mero placer del hecho, sino que siempre hay una intencionalidad genuina detrás de la misma.

B00005K9O8.01

Con Carne y I Stand Alone, (casi imprescindible ver las dos piezas como un todo), Noe nos muestra a un personaje que a ratos es noble y que es lenta y progresivamente deformado en criminal y violento por múltiples razones, que si bien pudiesen enumerarse como “falta de padres”, “carencia de verdadero amor de pareja”, “frialdad de la sociedad” y otros, seria perderse el marco principal: La condición nata animal del ser humano.

Es por eso que uno simpatiza con este personaje, aún con sus macabros, desviados y excesivamente violentos actos. No estamos hablando aquí de un anti-heroe carismático como Mickey Knox de Natural Born Killers, sino de un padre que siente un profundo deseo carnal por su hija y que, entre otras cosas, no le importa patear y golpear el vientre fecundado de la mujer que odia. No hay nada de glamoroso en ello, mas bien provoca una profunda sensación asqueante, pero aún así uno termina inclinándose emocionalmente por el personaje y esos perversos demonios pesimistas y autodestructivos que lo rodean. Paralelamente, Noe logra también que uno se cuestione esa identificación o comprensión de tan oscuro personaje.

stand3

Esta estetica navajosa, infartante, pegostosa, cruda y gelatinosa al digerir es imposible de obviar. La siguen y crean Aronofsky, Miike, Fincher, Cronenberg y Tarantino, por nombrar algunos. Noe lleva esta estética hasta el reino de la imagen más bizarra posible, y nos provoca, golpea, empuja y cuestiona.

No espere moralejas ni premisas claras. Esto no es Esopo ni La Fontaine. Es Gaspar Noe, y como fomenta sinapsis y reflexiones profundas.

3 comentarios:

El Chunior dijo...

Hermosa sinópsis Sr Reindertot. He disfrutado muchísimo su encuentro con cada punto relevante que usted encontró con la película.

El multienfoque y su propio análisis personal es algo que respeto mucho de sus crónicas fílmicas.

mi parte favorita:"...avisarle al espectador que “tiene 30 segundos para abandonar la sala” en el momento previo al momento mas crudo del film. A esto se le agrega una ¿inseguridad? en la efectividad de su mensaje, colocando con cierta periodicidad textos intercalados con las imágenes, para canalizar su intencionalidad. Esto desaparecerá en Irreversible, dejando al espectador totalmente vulnerable ante situaciones que aunque predecibles, siempre son negadas en un primer momento."

Yo soy muy poco docto en la cinematografía -No sé algo en lo absoluto, de hecho-, pero a veces me las tiro de crítico y trato de ver entre encuadres y ese estilo de análisis "made in home". Pero eso a llegar a vislumbrar lo que usted describió en ese párrafo que cité es algo que no creo poder hacer con tanta facilidad. Admiro su entrega a este arte y su sobria, sencilla, ácida, fresca y clara manera de narrar sus sinópsis.

Saludos,

El Chunior

Reindertot dijo...

Se hace lo que se puede. Lo que se puede sentir. Gracias por tus palabras.

vemeko dijo...

Tenia tiempo tratando de ver "I Stand Alone", finalmente aproveche ayer para hacerlo en la sala del Celarg...

Tengo pendiente buscar "Carne"; como bien dices, hay que verlas como un todo.

saludos