jueves, septiembre 28, 2006

Al fin, Oldboy


Al fin he podido entrar a una de las últimas funciones en esta ciudad del film coreano Oldboy. Con tan solo unos minutos de proyección, exclamo para mi mismo “esta verga es desesperante”. Así es. Es una película desesperante. Hermosamente desesperante. Es una de esas películas en las que, imitando un poco a Amelie, me gustaría grabar las expresiones de los espectadores durante su proyección. Estoy seguro que seria un acto muy gracioso, de cúmulo de emociones. Sin embargo, expresiones de tragedia seria el patrón mas repetido.

OldBoy se presenta como una película violenta. De venganza. “Tarantinesca”, como medio mundo la ha adjetivado. Es cierto, pero tratemos de no hacer pedantes comparaciones. . Podrán decir millones de veces que “tiene el sello de aceptación de Tarantino”, pero Chan-Wook Park, coreano director y guionista, no necesita de apadrinamientos para ser respetado. OldBoy es una horrorosa pieza artística, que muy poco o nada de la cotidianidad efímera de Tarantino posee. Su violencia, además, no radica en litros de sangre derramados ni en constantes quiebres de huesos (que si hay en el film, sin embargo) sino en esa constante tensión por la que hacen pasar a sus personajes y por ende a los espectadores. Oldboy es un precioso martirio, que nos demuestra como el masoquismo si lleva gente al cine.

Uno de los mayores meritos de Oldboy es tomar los extremos de una situación inverosímil de venganza, estirarla al máximo punto de tensión, y lograr credibilidad y reacciones favorables. La trama gira en torno a un hombre común, padre y esposo, llamado Dae-su Oh, cuyos problemas de alcoholismo y poca discreción lo conducen a un violento rapto, donde pasa los siguientes 15 años confinado a una precaria habitación de hostal de segunda, sin saber la razón de su encierro. Desarrolla habilidades virtuales (luego reales) gracias al exclusivo consumo masivo de la televisión (catalizado, claro está por el encierro y por la maldita presencia de un cruel cuadro que porta el despiadado lema de “ríe y todos reirán contigo. Llora y llorarás solo”). Un día, despierta libre en una peculiar azotea. Con dinero y un celular, su único motivo parece ser conseguir a su hija, pero sólo después de entender la razón de su tortura, para poder vengarse correctamente. Si es que existe tal cosa como eso.

Para no “spoilear” la cosa, la trama sigue desarrollándose en un clima donde la hipnosis, el conductismo, la venganza (mostrado aquí como verdadero plato frío, de esos que incluso saben mal pero que no queda otra alternativa que tragárselo con fruición), los cayos físicos-emocionales, muy pequeñas dosis de humor negro y la excelente música de Yeong-Wook Jo (y pasajes de Vivaldi) se decantan en un final peculiar. Es quizás el único final que es espantosamente cruel e incondicionalmente feliz al mismo tiempo del cual tengo memoria.

Min-Sik Choi es un gran actor. Su personaje requería de una dualidad emocional especial, y ha dado en el clavo con su interpretación. En segundos, es capaz de pasar de digno héroe a miserable y arrastrado perro servil. Y lo logra sin nunca perder la empatia de la audiencia, no importa cuan extremas sean sus casi esquizoides y radicales acciones. Choi, sin duda, opaca el resto de las interpretaciones (sin que esto signifique que el personaje “antagónico” de Woo-Jin Lee pierda poder). Como debe ser.

OldBoy esta basado bastante fielmente en un manga del mismo nombre (creado por Nobuaki Minegishi) y escenas como la del plano-secuencia de la pelea en el pasillo (increíblemente CREIBLE) son pruebas irrefutables de ello. Este film es el segundo de la trilogía “Venganza” (La cual estoy por ver integra en los próximos días) de Chan-Wook Park (este tripack celuloidesco se pone cada vez mas en boga, quizás desde Von Trier) que empezó en el 2002 con Sympathy for Mr. Vengeance (Boksuneun naui geot, si es que acaso es mas claro para usted el nombre en coreano) y culminó en el 2005 con Lady Vengeance (Chinjeolhan geumjassi). Espero que ambos films, así como OldBoy demuestren una vez mas el despliegue de genialidad de un cineasta que sabe efectivamente exprimir la miseria de sus personajes y sus situaciones.

Mientras tanto, hasta HOY tienen chance de ver OldBoy en El Marqués y en el Galerías Ávila. Si quieren apoyar a esta emergente y osada gente de Films sin Fronteras, responsables de que este film esté en cartelera (y responsables, esperemos, de la proyección de futuros buenos films).

Los dejo con “The Last Waltz”, para quien pidio un temilla del soundtrack, creo que fue Xor.


Powered by Castpost

7 comentarios:

infelix dijo...

Vi esta pelicula en mi laptop camino a barquisimeto hace meses atras, quede en shock.

Impecable, musica perfecta, actuaciones muy buenas y una trama como tenia tiempo sin disfrutar.

Final: De los top 5 mejores de laa historia

Novato dijo...

Chamo al igual que el infelix quede en shock cuando la vi....pendiente si consigues la trilogia completa..
Saludos

Reindertot dijo...

Ya tengo las otras dos chamo. xvid con eso. Si quieren, las vemos este fin. YO LAS VERE este fin. Con o sin ustedes. jejejejeje. Avisen y cuadramos.

Anónimo dijo...

Que arrecha es chamo. La alcance a ver en cine ayer.

Muy enferma y sadica la historia pero arrechisima.

Como pelicula es excelente tambien, visual y musicalmente muy bien hecha.

Me imagino que le quedo tan bien porque el mismo la escribio y tuvo la vision completa desde el principio. Habra que ver las otras dos.

Xor dijo...

hasta hoy la estaban dando aun en el Marques a las 9:30pm..creo que este fin de semana seguira aun en cartelera... pero pronto se va...

no dejen de verla

Jose Urriola dijo...

Tengo años detrás de esta película, vivía en España cuando la estrenaron y no pude verla porque nadie me quizo acompañar y supo mal ir solo. Luego la tenían en DVD pero mi novia siempre optó por otra (sabes cómo es todo, uno va dejando la cosa para otro día y los días se te pasan y al final no viste la película tampoco en video).

Si la quitan del cine y no la he visto lo tomaré como una señal de que algo horrible me pasará en el propio cine si la llego a ver.

Carlos dijo...

Esta es una pelicula impresionante, la vi hace menos de un año, y de verdad quede impactado.

Para mi es una de las mejores peliculas que he visto y es referencia obligada cuando me preguntan acerca de cuales son mis peliculas favoritas.