jueves, marzo 02, 2006

Escenita infame manda a "país del norte" al infierno

Vi la nominación de Charlize Theron y Frances McDormand a los Academy Awards como esos “coletazos” o “rellenos glamorosos” que siempre tienen estos premios. Por ende, North Country no me llamaba la atención.

Pero tropecé con ella. Y me pareció una grata sorpresa. Una historia inspirada en hechos reales, (muy apartada a esos “dramas de la vida real” que conduce la estirada y elitesca Dora D’ Agostino en RCTV) con buenas actuaciones de las nominadas y de Sean Bean, Richard Jenkins, Sissy Spacek y Woody Harrelson.

Es la vida de una martirizada mujer que, para sobrevivir económicamente de su separación y con dos hijos a cuestas, decide trabajar en una mina que contrata mujeres por mandato de la ley. Mucho machismo y estupidez gringa “white trash” se traduce en acoso sexual, intimidación e identificación plena con la protagonista.

Es de esas películas cuya protagonista sufre y sufre exponencialmente durante el 90% del film y que, cuando la justicia medio llega, uno, aún habiendo predicho todo no puede dejar de exclamar mentalmente (así es carajo, chupate esa, coño e´tu madre).

Sin embargo, el film se pega un tiro de escopeta en el rostro y lo relega al olvido, utilizando la falsa e increíblemente cursi y clicherosa escena donde, en el juicio, todos aquellos que no apoyaban a la protagonista, caen en cuenta de su error y empiezan a levantarse lentamente uno por uno en silencio y con caras “dignas” con mentón elevado (asintiendo de cuando en cuando), para mostrar su renovado apoyo, mientras la banda sonora trompetosa y violinesca sube en volumen, Charlize mira con ojos incrédulos y llorosos a sus nuevos "aliados" y el juez (interpretado SIEMPRE, en TODAS las películas de los últimas 5 décadas, por John Aylward) se transforma en un imbecil que no pone orden en la sala sino se limita a mirar la inverosímil situación.

Es la primera vez que percibo como una escena infame manda al infierno todo un film. 3 minutos mancharon irreversiblemente las 2 horas restantes. Estoy seguro que si escena se hubiese narrado de una forma no tan trillada (ya esa situación se parece al elemento “niñ@ misterios@ en película de terror, que siempre esta sentado en el piso dibujando circulitos o cosas macabras en papeles en una especie de trance y que es panita de los fantasmas-espectros-monstruos") hubiese tenido mucho mayor respeto del MUNDO.

Sin embargo, North Country narra un aspecto importantísimo en la historia de los derechos laborales femeninos. Es interesante. Lastima la escenita del juicio. Hubiese sido un film no tan fácilmente olvidable.

8 comentarios:

Canela dijo...

si, ese estilo de escenitas infames han dañado más de un "buen" film. Otra de ese estilacho es en la que los protagonistas por fin se rinden a su idilio, vencen los traumas emocionales del pasado y terminan besandose en público, no sin antes proclamar su discursito barato y puff todos alrededor aplauden de emoción al contemplar dicha escena, que resulta tan enternecedora que hasta dark vader hubiese botado una lagrimilla... bah puras patrañas!

saludos... =D

Adriana dijo...

Buena Crítica, casualmente hoy me prestaron la película porque no me animaba verla en el cine...

Ciertamente hay escenas infames que hacen que los filmes caigan al pozo o tan sublimes que valdría la pena toda la película solo ver una escena, como es el caso de la escena del Pianista, donde muerto de miedo, Wladyslaw Szpilman interpreta magistralmente a Chopin ante el capitán Hosenfeld... Para mí una de las escenas más fascinantes del cine

Reindertot dijo...

Muy buena escena indeed.

Antonio dijo...

¿La primera vez? ¿Qué me dices de The Abyss de James Cameron? Es seguro que la viste, al menos en TV -aunque es inequívocamente una película para una pantalla grande-. La película, dentro de su categoría y en mi humilde opinión, va muy muy bien hasta esa escenita patética en la que los japoneses, como tu los llamas, salvan milagrosamente a todos lo que ya se dábamos por y enterrados.

Pana, haces esto de los movie reviews tan bien, que si lo de las papas no resulta siempre quedará esta alternativa. :)

Me gustó la crítica, gracias por ahorrarme esos Bs.

Tu 5to. párrafo me pareció perfecto. En él retomas el ataque, del cual la D’ Agostino había salido con su merecido gancho al hígado y con renovado ímpetu propinas el Knockout de manera tan gráfica que no pude evitar traer a mi mente mi ilustración favorita de Bobby Chiu.

Saludos.

Antonio dijo...

errata: ...salvan milagrosamente a todos lo que ya dábamos por muertos y enterrados.

Reindertot dijo...

Jajajajajajaja, bueno amigo Antonio, debo decir que "The Abyss", de James Cameron forma parte de esa larga lista de films que cuando admito no haber visto, recibo la exclamación "¡¡¡¿¿¿¿No la has viiistooooo???!!!"

La tendré pendiente.

PD: Que bueno el Chiu.

SunriseTkila4Two dijo...

Bueno, bueno, se vale ser 100% sincero? NO me gusto la pelicula en cuestion!!! Me parecio comun, cursi, con final anticipado y demas linduras y ademas pienso que su nominacion al Oscar fue por simple relleno, nada mas!
Period! :o)

neylord dijo...

¿Que? Pura critica de peliculas???, si quisiera leer eso me metiera en blogs de CINE! carajo!