martes, agosto 16, 2005

La paradoja audiovisual de la ULA

El siguiente logo representa fielmente a mi querida universidad: Vieja, desactualizada, mocha, facil de remodelar... pero a fin de cuentas la unica que tenemos.
El corte en la parte izquierda del logo es asi. Es el unico logo que está. En membretes, en la página web, en todas partes... siempre mostrando su amputación
Ahora si vamos al meollo del asunto.
Hace ya 4 años, decidí seguir mi verdadera vocación y abandoné la carrera de Ingeniería Industrial en la Universidad Nacional Experimental del Táchira (UNET) para ingresar en la carrera de Comunicación Social aquí en el Núcleo Táchira de la Universidad de Los Andes. Para el momento de mi retiro era miembro activo del Cine Club UNET y lo fui durante mucho tiempo mas, a pesar de estudiar en otra universidad.

La mayoría de mis compañeros de estudio entendieron mi decisión, pero no pudieron evitar hacer bromas con la infraestructura de la ULA, bastante inferior a la de la UNET. Nunca he sido de esas personas que cuando hablan mal de la institución a la que pertenezco, me altero. Esto, contrariamente a lo que podrían pensar, no significa que yo tenga un bajo sentido de pertenencia. Adoro la calidad humana (con grandes excepciones sobretodo en la parte administrativa y profesoral) que existe en la ULA, pero lamentablemente es innegable la superioridad en la infraestructura de la UNET.

Sin embargo, cuando me han preguntado “¿Cómo es posible que en la ULA no haya un Cine Club como en la UNET?” no puedo evitar incomodarme. Es una gran paradoja. No estamos hablando de unos jardines bien podados o unos edificios bien pintados, sino de una verdadera paradoja.

Lo primero que hay que decir en este respecto es que SI existio un Cineclub ULA. En mis primeros años vi que periódicamente algunos jueves, proyectaban alguna película en el salón de usos múltiples. La gran diferencia es que el Cineclub UNET además de proyectar, también produce.

Y es aquí donde se produce la paradoja. La UNET es una universidad experimental, muy técnica, con carreras muy abstractas. 7 tipos de Ingenierías y arquitectura. En la UNET no hay ninguna carrera humanística ni ligada directamente a los medios audiovisuales. Sin embargo, ha mantenido vivo por más de 20 años a un Cineclub productor y proyeccionista, el cual lleva en su haber más de 50 producciones audiovisuales entre cortometrajes de ficción, micros institucionales, micros experimentales y documentales. Además, el Cineclub UNET ha mantenido al aire durante 7 años el programa de TV “LA UNET HOY” a través de un convenio con la Televisora Regional del Táchira. Esto no existe hasta la fecha en la ULA.

El punto no es alabar a la UNET y su gestión extensionista. Para nada. De hecho, el Cineclub UNET actual es una verdadera porqueria y muy probablemente termine de transformarse en algo peor. Lo que interesa aquí es utilizar ese ejemplo como patrón de comparación. La ULA debería tener mayor capacidad de producción y proyección en materia audiovisual. Para mí, el problema radica en dos grandes asuntos:


El asunto del Cineclub ULA

Cuando intenté ingresar a la ULA por méritos culturales, me reuní con la lic. Freya Rodríguez, la cual dicta la cátedra de Crítica cinematográfica y además es la cabeza del Cine Club ULA. En dicha reunión saque dos conclusiones: la Lic. Freya no estaba de acuerdo con la idea de un Cine Club que creara y yo estaba destinado a presentar “La Pina”.

Ciertamente los cineclubs nacieron con la premisa de “proyectar las artes cinematográficas” y nada más. El cineclubista estaba limitado a corretear la universidad con Betamax, proyector o VHS en mano, gestionando cuanto cine-foro o proyección pudiera, pero de allí a producir o crear materiales audiovisuales había un gran trecho.

Estamos hablando de una premisa que tiene más de 40 años. Las tendencias han cambiado, el video digital está aquí y el cineclubista debe dejar el VHS a un lado algunas veces, para tomar la cámara.

Uno de los argumentos que esgrimió la Lic. Freya Rodríguez para sustentar su postura de un cineclub exclusivamente proyeccionista es que de avocarse a producir, los cineclubs crearían malas obras, ya que no poseen ni la experiencia ni los recursos necesarios.

En mi muy poca diestra opinión, ese argumento es ortodoxamente censurador. El cine (o el video, que está destinado a ser la catarsis de los cineastas independientes) es una expresión artística más. El mismo criterio podríamos entonces usar en contra de agrupaciones como el coro universitario o el teatro juvenil. Para obtener experiencia, hay que empezar de alguna manera. Ciertamente, censurar la creatividad NO es una de ellas. Y en cuanto a los recursos, repito, el video digital está aquí.

El asunto de TV ULA

En la ULA existió por un breve período (desde finales de 1998 hasta inicios del 2000) TV ULA. La señal era percibida en la universidad y sus alrededores a través del canal 48, gracias en gran parte al esfuerzo realizado por algunos estudiantes y el profesor José Antonio Sosa. TV ULA Funcionaba principalmente los mediodías, con producciones experimentales e independientes. Era una televisora incipiente, a la cual se le debió haber dado un rango mayor de tiempo para que fuera creciendo en recursos, equipos, organización y programación. Lamentablemente, la figura “fuerte” en este proyecto tomó su año sabático y al regresar, se encontró con un panorama muy distinto. Los equipos de la televisora habían sido destinados para uso exclusivo académico de las cátedras de Televisión.

Hasta el momento, si bien esto significó la paralización de la televisora, el argumento era algo coherente. Había que darle prioridad a la academia y no a las actividades extra cátedras.

Sin embargo es lamentable que el plan de “apropiamiento” de los equipos destinados para TV ULA se haya quedado en esa fase. No se ha generado ningún tipo de gestión económica para reestablecer la plataforma necesaria de TV ULA. El tener una televisora y perderla, es un paso atrás aquí y en cualquier parte del mundo. Además, hay equipos que con este “paso burocrático” están siendo desperdiciados. Por ejemplo, ¿Qué uso le están dando al transmisor de señal? Creo que ese es un costoso equipo que se está desperdiciando por su inutilización.

Y esto no acaba aquí. Los equipos destinados para las cátedras de audiovisuales están totalmente sobreutilizados. Son más de 200 estudiantes los que usan las 3 cámaras y las 3 computadoras para edición.

He aqui el pequeñisimo estudio de TV, poco equipado, mientras la universidad, en maniobras algo nubladas, monta esculturas carisimas en los jardines, como quien decora con flores una poceta llena de mierda.

Si bien hay que reconocer que eventos como la Expovisual son importantes concentraciones de material audiovisual estudiantil, sigue siendo la naturaleza académica (los videos mostrados en Expovisual son los trabajos finales de los estudiantes de tercer, cuarto y quinto año de Comunicación Social) la que impera. Es un evento donde solo prima el punto de vista de la profesora de la cátedra, Jenny Bustamante. (Es una verguenza que ella sea la única profesora disponible para dictar TODAS las cátedras relacionadas con los medios audiovisuales. Una aberración.)

El Cine Club ULA “no quiere, ni puede, ni debe” producir. Y los que quieren producir, deben limitarse a esperar cursar el tercer año de Comunicación Social para, con una serie de limitaciones creativas y temporales, crear materiales audiovisuales. Mientras tanto, cantidades de ideas inconscientes y conscientes se pierden o se transforman en frustraciones. ¿Es o no es esto una paradoja en una universidad de eminente naturaleza humanística? Nojoda.



El "salón de fotografia", el cual es, literalmente, un baño sin pocetas donde estan 5 ampliadoras.

PD: Este artículo escrito por mi(con algunos cambios temporales), fue publicado en una publicacion estudiantil que sacamos hace 2 años. Nos tildaron de malcriados, conspiradores, poco éticos, malos profesionales, creadores de "periodiquitos"... incluso se supo que intentaron ridiculamente incluir en consejo de nucleo este caso, para "castigar" a los autores. Mientras tanto, este articulo sigue mas vigente que nunca, y las esculturas carisimas (que nunca explicaron bien de donde sacaron los fondos, ni el monto) siguen pateticamente intentando convertir en "patrimonio nacional" a una infraestructura de liceo descuidado. Solo me centré en la parte audiovisual, por cierto. Las carencias son muchas mas.

10 comentarios:

infelix dijo...

Todo cambio importante en la historia se encuentra con esas trabas, animo y la historia se hace sudando

Ralph dijo...

Te entiendo perfectamente, comprendí nuestra idiosincrasia cuando empecé a verla desde afuera, es difícil romper con esos paradigmas tan cerrados y conformistas, sí, es irónico que la ilustrísima y humanística Universidad de Los Andes donde se forman nuestros descomunicadores no cuente con un Cineclub y la Universidad del Táchira sí, creo que eres la persona indicada para hacer entender al claustro oligárquico, de esta necesidad en pro no sólo de los estudiantes sino de la cultura, para que no sigan pasando cosas como lo de la casa Steinvorth que aún me tiene mal. No mas Jairos Osorios (con todo el respeto que se merece)Saludos

Alex Lanz dijo...

DE quien son las esculturas??
Eso me recuerda de el lote de carros ultimo modelo que compro un rectro de la ucv y las bibliotecas de varias escuelas vueltas una verga.

Pa que son las universidades? pa poner esculturas?

Saludos "atador de cabos"

Daniel Cáceres dijo...

Lamento mucho que este pasando en mi Aula Mater y sobre todo en comunicación social. Mi punto de vista de este tema es algo subjetivo, pero creo que no puede ser de otra manera, pues viví la universidad con mucha intensidad.

En primer lugar, creo que NUNCA ha existido la voluntad para desarrollar las áreas audiovisuales, ni ninguna otra y creo que precisamente es en esos momentos es donde los estudiantes tienen que reaccionar.

Yo se que el laboratorio de fotografía es un baño originalmente... pero no te imaginas cómo lo sudamos. Cómo lo parimos. Cuando yo estudié, nos tocaba caminar hasta el Seguro Social, por unas trochas para acortar camino que ahora son las canchas deportivas de la universidad.

Como no había la voluntad de parte del departamento de terminar el laboratorio, nos pusimos manos a la obra y organizamos una serie de talleres con Luis Brito y Nelson Garrido. Ladillamos porque no había un espacio destinado al laboratorio de fotografía y por fin nos cedieron ese baño y allí fue donde finalmente pudimos tener unas prácticas de revelado y copiado más decentes que las que habíamos tenido en primer año.

También, a punta de machete en mano, limpiamos el monte de un pedazo de terreno de la universidad para jugar softball. Luego, gracias a los continuos juegos y el interés demostrado, fue hecho el proyecto para convertir ese terreno en lo que es hoy día: una cancha más o menos decente de Softball.

Pusimos al aire el canal de TV, probando que la señal llegaba hasta más o menos el Obelisco. Nos pirateábamos la señal de la parabólica y pasabamos videos hechos por los estudiantes. Estos fue así al menos hasta que yo me fuí en agosto del 98.

Y es que lamentablemente con esa profesora de audiovisuales, que tiene monopolizado todo el proceso de enseñanza, no se puede pedir mucho panas. Tienen que resolver, vuélvanse productores independientes, saquen material con o sin la aprobación de la universidad. Esa profesora de audiovisuales, fue muy buena estudiante, pero lamentablemente NUNCA trabajó en un canal... ni siquiera en TRT. Entonces... lamento tener que decirte que los que aprenden audiovisuales con esa profesora, sólo aprenden lo que ella ha leído en libros, cosa que dista MUCHÍSIMO de al realidad que vivimos en el día a día los medios de comunicación social.

Yo les recomiendo que tomen la iniciativa de parte de ustedes y si se oponen, armen un peo, pero nunca se detengan. Yo me siento felíz, aún hoy día, de haber promovido tanta güevonada en esa universidad. Y creo que no hay otra forma. Hasta que los viejos dinosaurios no salgan de allí, nada va a cambiar.

Hace un tiempo, quise concursar como profesor y me INDIGNÓ como todavía siguen manejando el departamento como si fuera una hacienda. Yo, que humildemente puedo decir que podía contar con los puntos suficientes como para concursar, extrañamente no quedé. Pero la hija de un profesor de allí mismo, que sólo tenía 1 sola experiencia de trabajo y se había graduado 1 año antes, ella sí tenía puntos para concursar como profesora.

Mi idea era entrar con el mayor ánimo de cambiar algunas cosas, de promover esos cambios que piden ustedes los que son ahora como alumnos de comunicación social ahora, pero mientras la cosa siga así, tienen que ponerse pilas, ladillar, armar peos y tomar la iniciativa UNILATERALMENTE. Ya verán como en el camino, muchas personas claves cambian de parecer.

Y dejo esto hasta aquí porque tengo burda de trabajo... pero me podría extender mucho más...

Saludos!

Daniel Cáceres dijo...

coño, no revisé el texto antes de darle publish y se me fueron varios errorcitos. Sorry por eso...

Toxica dijo...

Bueno Reindertot, Lamento que en la Extension del Tachira de la ULA, falten tantas cosas que los estudiantes deberian tenes y mas en el caso de tu carrera......pero no puedes generalizar y aunque es verdad que a nivel de instalaciones y recursos es la UNET en San Cristobal la que le lleva una morena a la ULA, tambien es verdad que en Mérida es muy distinto, aqui SI existe ULATV y en las facultades relacionadas con Artes, como es la escuela de medios audiovisuales, Arquitectura hasta en la facultad de ciencias tienen su cineclub, No creo que la ULA sea la mejor Universdidad de Venezuela pero creo que si es una de las que cuenta con mas recursos al alcance de los estudiantes.....lastima que en el Tachira no sea asi.

Reindertot dijo...

Bueno Toxic Girl, jamas generalice. Siempre hable de la ULA-Tachira. Sin embargo, los felicito por tener ustedes muchos recursos. Supongo que una parte de ellos estaban destinados para nosotros. De todas maneras es mejor eso a que se gasten toda la plata en viajes, viaticos y automoviles.

Saludos.

Reindertot dijo...

D. Caceres: De verdad, gracias por comentar. No dijiste nada que no supiera, pero la reafirmacion fue importante.

Saludos.

Daniel Cáceres dijo...

No, soy de la generación X, es decir, de la décima promoción de la ULA.

MIGUEL VERA dijo...

"el Cineclub UNET actual es una verdadera porqueria y muy probablemente termine de transformarse en algo peor"

TU HICISTE ALGO PARA TRATAR DE QUE ESO NO PASARA?

TANTO QUE LO ALABAS ?

QUE LINDO