lunes, octubre 02, 2006

Acerca de Elipsis


Me quedé dormido a mitad de Elipsis. Es la primera vez que me pasa eso en el cine. Eso debe decir algo. Sin embargo, en honor a la verdad, tenia bastantes trasnochos acumulados. Con este background, pasar de un pseudo inclemente sol a una sala oscura con aire acondicionado, y quedarse despierto, es un acto valiente.

Aunque me desperté a los 4 minutos de haberme dormido, y me puse al dia con los 4 minutos que me perdí preguntando obsesivamente, igual hago entonces esta aclaratoria. Morfeo pudo haber influido en mi percepción de Elipsis.

Ya he visto un poco el debate que se ha formado en torno a esta película en Blogacine. Como alguna vez dije con respecto a El Caracazo y Secuestro Express, una cosa es apoyar al cine nacional (invirtiendo el dinero en una entrada al cine) y otra muy distinta es hacerle caridad. Esto es, ver las películas indulgentemente, solo porque son de aquí y como son de aquí “bueno, se hace lo que se puede vale, ahí vamos dándole”.


Primero que todo, Elipsis no parece una película venezolana. Si, los personajes dicen “coño”, “mierda”, “chévere” y algunas otras claves orales de nuestro país, y si, ahí esta la chama buenota de las vallas de Polar, la que fue novia de Florentino y el chamo gocho que actua en novelas y en Hollywood. Pero mas allá de eso, Elipsis (Arias-Nath, pues) pareciese huirle a la venezolanidad a la que nuestro cine nos tiene acostumbrado. Quizás baste con mencionarles dos elementos del film (sin spoilearles la cosa): Un policía con sombrero de detective descontextualizado que, al mejor estilo de Jude Law en “Road To Perdition”, tiene como hobby fotografiar a criminales muertos por acción policíaca y el hecho de que la acción criminal tiene como meta UNA GALERIA DE ARTE. Esto no es condenable, pero Arias-Nath ha ganado, con esto, que muchas líneas y situaciones nos resulten bastante falsas, prefabricadas y hasta pedantemente elistescas.

MALA actuación dicen algunos. No meto mis manos en la candela por ninguno de los actores-actrices, pero sinceramente creo que fueron las situaciones las que le restaron en gran medida credibilidad a algunas interpretaciones. No me vengan con que el brasilero fue el mejor actor. El carajo pega en la tecla por su pinta, el acentico y el humor negro. No supera, en mi opinión, otras actuaciones claves. Recordemos, además, que el cine nacional es “nacional”, esto es, muchas coproducciones de varios países, pujando pa que sus actores esten en pantalla. Por esa razón, mas mercantilista que artistica, es que el brasilero y la Señora Isabel (Angélica Aragón) salen en Elipsis.

Y sí, por supuesto que Gaby Espino y Christina Dieckman estan alli para darnos esperanzas de poder ganar una erección gratis con sus figuras, en un acto de (extraido de una frase de un comentario en Blogacine) “populismo audiovisual”, pero la verdad es que, sobretodo el personaje de Gaby Espino, es la que detona toda la situación, que, creible o no, es la saca adelante la película.

El ritmo, por supuesto, esta lleno de elipsis temporales. Esto causa una consciente confusión al principio, pues no entendemos con claridad si el juego de roles (un personaje está bien, el otro mal, mañana pasa exactamente lo contrario, casi en las mismas condiciones) sucede en el mismo plano real, o es un elemento discursivo surreal.

La estética es un acierto. Todo el juego de las figuras geométricas, los puntos suspensivos, los sellos, los cambios de roles, la fotografia, los “taglines” escondidos, en fin, las elipsis visuales, están muy bien logradas. Este es el fuerte de la película. Técnicamente muy bien hecha.

Yo recomiendo Elipsis. Puede ser un buen atisbo de lo que se viene para el cine “nacional” (las comillas van por aquello del Fox Latina detrás de todo el proyecto y por la poca venezolanidad del film). Es una película técnicamente bien hecha (como la mayoria de nuestras últimas películas) con atisbos de buenos argumentos. Si fomentamos esto último, estaremos hechos.

PD: Por favor Elba Escobar, ya basta. Jejejeje.

14 comentarios:

Adriana dijo...

Bueno siempre me gusta leer las crícticas de las películas, para luego verlas y hacerme mi propia opinión, tal vez no se a lo ideal, pues como me creo expectativas, a veces la películas terminan pareciéndome mejor o peor de lo que en realidad son, hasta que me siento a decodificarlas...

Saludos

Xor dijo...

bueno, como dije en mi Blog, en lo Tecnico esta muy bien hecha. Pero el guion, la historia y algunas partes de las actuaciones les falto mucho trabajo.

Yo recomendaria verla, a quien guste de apreciar un trabajo visual bien logrado, y una imagen y un sonido impecable. (cosa que no abunda en el cine nacional)

Desconozco los detalles de la realización de esta cinta, pero sospecho que quizas es posible que por haber sido producida por la 20th Century Fox, hubo mucha presion en lo que a "Tiempos de Entrega" se refiere, y quizas, este factor fue lo que ayudo a no cuidar los detalles que se consideran debiles en la pelicula.

armandoplc dijo...

que paso reindertot... por q eliminaste el post de los simpsons?? sobrepaso las espectativas o que jejeje??? bueno, si quieres eliminas este comentario de aqui ok,, solo queria saber q paso con el otro post.. saludos

Reindertot dijo...

Jejeje, no se, no me gusto despues y como estaba fresquito lo borré.

armandoplc dijo...

dale.. estas en tu territorio y puedes hacer lo que quieras jejeje. cuidate.. saludos

steppenwolf dijo...

A ver, defiendo varias de las actuaciones, con la del gay por delante, me gustó el ritmo de la pelicula,pero me parece que tiene detalles de concatenación de los hechos forzados (como secuestro express).
en cuanto a la estetica internacional bravo por ellos, ya basta de esa mierda chalbaudiana del cine venezolano, es una pelicula que narra cierta intelectualidad underground pegada y culito (bastante bien por cierto)no tiene porq recurrir a la estetica de macu la mujer del policia.

Reindertot dijo...

Yo no dije que se tenia que recurrir a la estetica de Chalbaud (por cierto, Macu no es de Chalbaud, sino de Solveig Hoogesteinj). Ese no es el punto. Secuestro Express se desliga de eso, pero sigue siendo una pelicula facilmente identificable como venezolana (aun con el tartamudo extraño del Blades).

Incluso tampoco dijo que fuera condenable, pero ese es un riesgo que tomas, si ambientas la pelicula (y vendes la pelicula como) en Venezuela. Algunas cosas son sencillamente nada creibles.

steppenwolf dijo...

Yo se que vos sabes que yo se que macu no es de chalbaud, es que no es chalbaud, es esa estética de chaborra que lo inunda todo, me parece depinga que se haga otra cosa, no todo tiene que ser del barrio o el periodo postcolonial, perennes ambientes de nuestro cine.

Reindertot dijo...

Es decir, tu asumes que yo asumo que tu sabes todo? nope, no es asi. Disculpa si te ofendi.

El caso es que no dije eso. Elipsis es de pinga. Pero se ve falsa a ratos. Y esto fue por lo poco venezolano (en un contexto y que venezolano) de la cinta.

Reindertot dijo...

No lo haré. Lo que si haré es borrarte, por anonimo cobarde :-)

Jogreg dijo...

Hola, lei tu post y me pareció bastante acertado. Te quería comentar que algunas de las cosas que dices que parecen "poco venezolanas" nos sorprendería saber lo muy venezolanas que suelen ser en este país. Si no, vete a conversar con algunos niños estudiantes de comunicación de universidades privadas en Caracas, para que veas qué tanto se sintieron identificados con ese país que Arias-Nath describe. Hay gente que se mueve en esa onda de las galerías de arte, haciendo fiestas con sus amigos bien, donde la droga es lugar común y el derroche es absoluto. Lo que sí no se cree ni de cerca es el detective del sombrerito, pero la verdad es que hay que verlo como una caricatura (que al final lo es), porque si no, resulta un gran pelón.
Yo disfruté la película. Trato de no ser demasiado crítico con ninguna película, parto de lo esencial: la disfruté o no. Luego me pongo a ver por qué la disfruté o por qué no la disfruté, ya eso es otro asunto.
Sí creo que la actuación más consistente, a pesar de lo corta, fue la de Gaby Espino. Absolutamente natural. Marisa Román me llamó mucho la atención que no dijera casi nada, y sin embargo dice mucho. La pareja principal, Erich y Edgar, normal. Y así como el policía terminó mal caricaturizado, pues el Coyote fue una maravilla de personaje.
Yo también creo que hay que verla. Como todo, algunos dirán que es buena, otros que es mala. A mi me gustó.
Saludos,

Circeromana dijo...

Esa tibieza –la de quienes privilegian la intención del autor a la calidad propia de la obra– tiende a favorecer la proliferación de la plaga cinematográfica.

¿Qué aportaron, en el tiempo, obras como "Un sueño en el abismo", "Tierna es la noche", o "El rizo"?

Militar como críticos de mala leche hará un favor a tanto pichón de cineasta.

Pidamos lo imposible.

Eduardo dijo...

Coincido, a medias contigo.

Admito que lo que llamó mi atención a verla fue la estética con la que se presentaba y auqneu fue "el gancho" quede satisfecho con el resultado.

Para ser una película venezolana (suene poco patriotico, lo sé) es excelente en muchos aspectos, tal vez porque es una de las pocas grabadas en video de alta definición y demás bla bla bla cinematográfico.

Aunque pude notar varios "errores" en la historia y en los dettales de los escenarios (parece mentira, pero los hubo, unos cuantos), no dañan en nada el hilo de la trama.

Las actuaciones me parecieron muy buenas, algo asi como demasiado perfectas, no se como definirlo, si has visto "Desperate Housewives" algo asi me refiero. jejejeje...

A pesar de lo malo, que para mi fue poco, muy poco, Elipsis es una excelente opción. lastima que te dormiste.

Saludos!

Reindertot dijo...

En verdad lo reitero, habia tenido un dia medio duro, y tenia ciertas dosis de trasnocho. No creo que la pelicula haya tenido la culpa de haberme hecho dormir 5 minutos. Pero no me mantuvo despierto. Je.