viernes, febrero 10, 2006

Un hombre con una misión

Gran hombre. Con suerte, el próximo patrimonio cultural de éste país. Olvídense del inmoral de Blair, o de los radicales seguidores de Mahoma, del sincericidio de Chavez o de los republicanos eufemistas. Olvídense de las tácticas Cisnerianas.

Este es un hombre con una misión. Si usted lo ha visto y no ha al menos sonreído, se debe a la falta de sangre en sus venas. Probablemente usted sea un espectro.

¿No es gracioso ver a un enano peruano-llanero vacilarse a actrices mamacitas? ¿No lo es más cuando se tiene la certeza (es decir, se pasa del 90% al 100% de certeza cuando uno de los creadores del programa te lo “aclara” todo) de que ABSOLUTAMENTE todo es un montaje? En la parte final, entonces, cuando se “descubre” la jugada, vitoreada por el falso “ca-iiis-te, ca-iiiis-te”, la pena ajena producida por las “actuaciones sobre actuaciones” de las actrices que aparentan haber sido burladas, no es normal. No engañan a nadie que ya haya superado ese 10% de “certeza”.

Ni la Paltrow pues, en “Shakespeare in love”, con sus “actuaciones sobre actuaciones”. Ya decía yo que obtener esos permisos de utilización de imágenes públicas era algo muy “costoso”.

¡Pedro! Lleva a la actriz a tomar agua… y que repase el guión, por favor.

2 comentarios:

Guillermo dijo...

...jeje, de verdad que es demasiado cómico verles le cara de "sorpresa" :-P

zzgerardo dijo...

Verdad que el que no se ria con el no tiene sangre en las venas.