miércoles, noviembre 14, 2007

Zack Morris ha muerto: El baile de Zangief y Gorbachov

Mi relación con los videojuegos a través de mi corta historia ha sido mayormente gracias a las computadoras. Fui de los que obtuvo un 286 para toda la familia cuando ya el 486 estaba por salir, pero igual terminó Prince of Persia sin el megahit en poco tiempo. Casi lloro de la emoción cuando Guybrush Treepwood y la gobernadora, ambos personajes de Monkey Island, observaban los fuegos artificiales en una noche pirata romántica.

Sin embargo, esas cosas las hice par de años después de que esos juegos estuvieron “de moda”.

Nunca tuve Nintendo. Ni Sega. Ni Super Nintendo. La única consola que "tuve" fue Intellivision, por allá a principios de los 80, y la misma era más de mis padres que mía. NUNCA termine Mario BROS. Nunca terminé Sonic. Ni Double Dragon. Ni Contra. Ni las Tortugas Ninjas en Manhattan. Ni Battle Toad. Todos esos juegos los conocí y jugué alguna vez, pero jamás los terminé.

Mi interacción con los videojuegos de consola cuando niño-puber se limitó a las horas que pude pagar en un sitio en San Cristóbal llamado “Sanidad” (por estar ubicado al lado de la Sanidad), dirigido por una señora enana muy amargada y su AUN más extraño hijo muy alto, obeso y malhumorado.

El sitio era oscurísimo. Era una casa típica colonial con muchos televisores y las diferentes consolas del momento, y una mini taquilla donde uno pedía el juego. A veces sonaba una alarma que indicaba “la hora loca” y todos brincábamos hacia la taquilla para obtener una hora gratis de juegos.

Decidí que tenia que terminar un juego famoso. El elegido fue el mítico Street Fighter II. Me empeñe en dominar a Blanka hasta poder destruir fácilmente a M. Bison. Me fajé varias semanas (mis visitas a Sanidad se limitaban a una o máximo dos horas diarias, dos veces por semana) hasta poder dominar a la bestia verde-naranja brasilera y ganar el videojuego rápidamente.

En la gráfica, un Blanka con electricidad espera a que la gravedad haga lo suyo con el ruso Zangief

Recuerdo que cuando derroté finalmente a M.Bison grité emocionado, buscando felicitaciones de los que me rodeaban. Por supuesto, nadie alrededor celebró conmigo, pues mi “hazaña” no solo había sido lograda millones de veces, sino que había pasado de moda hace ya par de años. Ahora lo que se jugaba era Fatal Fury y Mortal Kombat.

El asunto es que, aunque no recibi felicitaciones de nadie, esperé con ansias los segundos posteriores a mi victoria con Blanka. Me imaginé una celebración maravillosa, con fuegos artificiales, samba, mujeres, comida y bebidas. El choque con la realidad fue grande. La “animación” final mostraba a Blanka encontrando a su madre. Ambos decian algo en japonés y se abrazaban y lloraban. El final, aunque emotivo, me decepcionó. ¿Eso era todo? ¿Para esos dos dibujos casi estáticos habia “entrenado” tanto?.

De allí en adelante lo mio fue Mortal Kombat. Olvide para siempre a Street Fighter II y sus secuelas.

Es por eso que cuando años después me dijeron que el soviético Zangief, otro de los personajes de Street Fighter II, terminaba su torneo bailando rusamente con Gorbachov, nunca lo creí. En esa época la gente inventaba finales o elementos en las peleas de los videojuegos para llamar la atención. Asi que el baile cosaco entre Zangief y Gorbachov se convirtió para mi en una vulgar mentira, asi como la muerte de Zack Morris y Screech en un accidente de tránsito, o la supuesta aparición de Ryu en el primer Mortal Kombat.

Hoy, si, HOY, 14 de noviembre del 2007, me acabo de dar cuenta de que, efectivamente, Zack Morris murió en un accidente de transito.


Cuanto estereotipo reunido en tan pocos bytes. :-D

8 comentarios:

Marcos Gonzalez dijo...

Y esto también fue estereotipo?
O realidad?

http://youtube.com/watch?v=bOyeSq3XRgg

http://youtube.com/watch?v=LS1HW_SMs7s

Reindertot dijo...

?

...¿que carajos tiene que ver eso con este post?

¡y me llaman desequilibrado a mi!

Marcos Gonzalez dijo...

Claro que tiene que ver! Tu dices que es un estereotipo de lo de este luchador soviético.

Pues mira, es la misma vaina que hizo Chávez en la inauguración de la Copa América!

Reindertot dijo...

?????? jajajjajajajajajajjajajajaja

Yiyo dijo...

jajaja, yo igual pasé mi niñez/adolescencia mutante etc con la única "consola" que tuve: el atari..

luego de ahí en adelante era el geek de los juegos de peces, hasta llegar al "bochornoso" hecho de colocar:

"rename prince.exe yiyo.exe"

asi podría jugar prince of persia tecleando en el DOS la palabra "yiyo" :_D

nes, snes, sega, ps, osvaaf... no tuve nada de eso... lo mio era los emuladores de snes para pc :D

Viva Flashback, Day of the Tentacle!! y las revistas que decían los pasos para terminar Monkey Island 2 juego pa ser más difícil.

PD: no era Brandon el que se había muerto o Dylan?

Anónimo dijo...

acabo de buscar en wiki y ni Zach Morris o Mark Gosselaar han muerto...! explicame!

Sievcat dijo...

jajajaja, me encantan estos generos de post tuyos cuando hablas de tus recuerdos, jajaja, yo nunca llegue al algun final de ese juego, creo que de vaina ni al Mortal Kombat 3...

Y Monkey Island solo llegue al final del 1 y 2, los demas los jugue y nunca llegue a ver el final... luego me dedique a Los Sims y actualmente a nada, solo un intento de jugar PATH of NEO y la mariquera de Socond Life...

Veremos que nos depara el futuro con un Playstation 3

verga recuerdo ese sito donde ibamos a jugar jajaja. Yo jugaba el de los Titanes, que no recuerdo como se llaamba, que era un tipo que se ponia mas papeado cada vez que coñaseaba mas a sus enemigos que parecian mounstros mitologicos.

Andrés Schmucke dijo...

Jajajajajaja que post tan bueno este... EL mejor final de Stret Figter era el de Guille, Fatal Fury era una mierda y hasta el sol de hoy sigo pegado a cuanta version de Mortal Kombat salga... Nunca tuviste un Super Nintendo??? Verga y nunca jugaste Zelda??? Ese rumor de la muerte de Zach Morris corre desde que yo estaba en primer año de bachillerato que viana tan loca ¿no? Es como la leyenda urbana del pollo con ojitos... Yo nunca hubiera podido terminar ningun jueco en maquinitas, por eso doy gracias a las consolas...

Un saludo