martes, septiembre 11, 2007

Postales de Leningrado: Imaginario sesentoso-guerrillero-infantil-venezolano contundente


El cine nacional está cambiando para bien. Quizás sea apresurado dictaminarlo por la calidad de una o dos películas, pero lo creo firmemente. Y la película que me hizo creerlo firmemente fue Postales de Leningrado.

Ya el montaje, ritmo y atmósfera de Secuestro Express me había hecho creer en el cambio, pero pensé que podía ser un hecho aislado. Además (y puedo estar siendo profundamente injusto, lo admito) Jakubowicz se me hace mas cine indie estadounidense que venezolano. No me identifique con su exageradisima y siempre pesimista (con máscara de "realista") historia criminal. Lo mismo me pasó con Elipsis.

Necesitaba ver un film que se me hiciese bien nacional y cuyo guión me gustase.

Y Postales de Leningrado es precisamente eso.

Como bien ya lo han reseñado par de blogueros, Postales de Leningrado NO es panfletaria, ñangara, propagandística. Es un relato premeditadamente ingenuo de una niña sin nombre, que se concibió y nació en las entrañas del movimiento armado guerrillero de los años 60 en Venezuela. Poco importa si la premisa de la guerra y el conflicto “a través de los ojos de un niño” ya se haya realizado anteriormente. Nosotros no teníamos una y ha sido lograda con bastante dinamismo, elegancia e inteligencia.

No me extenderé mucho en la reseña, para que la experiencia sea más genuina. Sólo les puedo decir que es primera vez que veo tantos aspectos del cine logrados con gran calidad en una misma película nacional. Y eso era lo que nos faltaba. Una película que acertara en la mayoría de los departamentos.

Y saliéndose del libro. Postales de Leningrado es mas que chulos o chequeos en los controles de calidad de los departamentos de una producción cinematográfica. Esta película ha logrado introducir su propio ritmo y estilo, donde el imaginario del contexto infantil-guerrillero-sesentoso-venezolano tiene una personalidad aplastante. La señorita Mayonesa, El Hombre Rana, El Cerdo Pedro, Teo, el ataque a Sears... hechos, personajes y situaciones que desde ya auguro quedaran clavadas en la historia del cine nacional.

Aspectos que en otras situaciones hubiesen sido complejos problemas de producción, Mariana Rondón y su equipo lo han resuelto inteligentemente con una amplia carga de imágenes de archivo, CGI, animaciones, cambios de ritmo, dibujos, etc. Todos los recursos empleados, sin embargo, no solo jamás llegan a saturar, sino que están correctamente enmarcados en un mismo estilo.

Las actuaciones también son un paso adelante. Se siente el fantasma del teatro, pero por lo general son convincentes.

La musicalización por lo general está bien, aunque en pasajes se me hace un tanto plástica (trompetas y música de marcha construida en computadoras). Sin embargo, no es una razón de contrapeso negativo ni mucho menos. La enorme mayoria del soundtrack está bien construido.

Espero ahora por la edición doble DVD película/making of/ documental.

El Cine Nacional está subiendo la vara. Lo empecé a creer con "Secuestro Express", con otras dos películas lo creí un poco más, con "Postales de Leningrado" ahora lo creo firmemente y espero que “Puras Joyitas” me lo asegure.

PD: El Rorro no me pagó esta entrada porque sabía de plano que la iba a reseñar.

PAGINA OFICIAL

BUENA Y EXTENSA RESEÑA DE LUBRIO

CANAL DE YOUTUBE CON MAKING OF

10 comentarios:

Ney dijo...

No se hable mas! gracias por la referencia, ire a verla, son muchas criticas interesantes y el trailer me llamo la atencion,

Buen post.

Mel dijo...

qué buena reseña! La quiero ver ya!!!

Anónimo dijo...

bueno, estoy de acuerdo con el hecho de que es buena VISUALMENTE, pero el guion en verdad no me gusto para nada me parecio muy que le dio demasiadas vueltas a una situacion q se podia resolver de otro forma, y con mayor simplicidad.... en realidad me parece q la pelicula esta muy por encima del promedio de las peliculas venezolanas pero creo q faltan algunas..

Anónimo dijo...

Reindertot, vi Postales de Leningrado después de leer tu reseña. Debo decir que quizás me creé muchas espectativas, no me convenció del todo. Particularmente, el guión y las actuaciones no me parecieron sólidos. Visualmente está muy bien y la edición es más que eficiente. La música pudo haber sido mejor preparada (soy músico jeje)... La simbología usada está bien. Sí pienso que es un aporte interesante para el cine venezolano (de imaginario venezolano)... pero falta más, bastante más. Saludos

JRD dijo...

Verga chamo. Yo no sé casi nada de cine, a lo mejor por eso apuesto a las imágenes o actuaciones convincentes. A eso que ustedes los cineastas gringos llaman "atmósferas". Te lo ilustro con un comentario de mi flaca, nomás salir del cine: "Si los hombres quedan así de buenotes después de varias semanas de torturas yo le voy a pedir a la Disip que te meta preso un rato...".
Tú sabes, uno agradece algo de realismo. Al tipo lo "torturan" metiéndolo de cabeza en unos pipotes de agua pero la angustia no hace acto de presencia. Yo duro más tiempo aguantando la respiración cuando me lavo la cara. Buena película, sí, pero "francesamente buena".

El papá de Mariana Rondón (Pavell, quien inspiró al personaje) dizque le dijo al actor: "Epa mijo, tú eres como demasiado chiquito y demasiado bonito para ser yo".

Nada mi pana, la estética clase media no da para recrear ese tipo de historias. Y conste que la directora conoce esta desde dentro: eso que cuenta o intenta contar la película son las historias de sus padres, ni más ni menos.

Salú pues.

Reindertot dijo...

1) Una pelicula jamas le hará "honor" a la realidad, por mucho que lo intente. Por eso ves a los directores empeñados en que los verdaderos protagonistas de las historias les den el visto bueno. Siempre, adaptar una historia real, parecera un acto de pedanteria.

2) Es cierto que la pelicula es ingenua. Es ingenua estrategicamente, ya sea para que el mensaje le llegara a mas personas, para ganar mas real que certifique la posibilidad de proyectos futuros, lo que sea. Pero la estrategia estuvo bien argumentada. Y eso, tecnicamente hablando, es algo que no se ve comunmente en nuestro panorama cinematografico. Seria interesante saber que opina Mariana Rondon del hecho de haber pasado por alto la posibilidad de haberse explayado en las escenas de las torturas y en haber "escoñetao" un poco mas a sus protagonistas.

3) Coño JRD, a mi "Rodilla" no me parece ningun galán. A riesgo de sonar marico, el mismo Pavel es como mejor parecido que el rodilla con rizos. Jejeje, chiste aparte, quizas por esa razon ella sea TU flaca.

4) Que mamaguevada eso de la "atmosfera", perro. Eso lo dicen hasta los cineastas mas humildes del mal llamado tercer mundo. Nombrame un director de tu agrado, te aseguro que el en algun momento dira "atmosfera" o cualquier otra cosa aun mas "afrancesada". Como que viene con el cine el no hablar de realismo. Es logico, el cine es todo pura pantalla.

5) Hablando entre panas, tu hecho el guevon, aplicas una de Klaus pero a la inversa. Siempre comienzas declarandote un ignorante en la materia y dejando ahi latente el hecho de que entonces uno es un simple snob huelemierda en lo que sea que uno comente despues. Sabia estrategia, debo admitirlo, sobretodo cuando uno en verdad, por muy aburguesado que este, siente antipatia por eso.

Saludos.

JuanC-to dijo...

Epale pasaba por tu blog, luego de ver el de MEL.

Hace unos dias vi un documental en TELESUR que se llamaba "los hijos de la guerrilla" y trataba de las anedcotas de un grupo de jovenes hijos de guerrilleros sesentosos venezolanos, hasta la hija de Terodoro Petckof salia.

A medida que transcurria el documental me daba cunta que la cosa era mas bien como el "making of" de una pelicula donde estaban involucrados todos esos jovenes y algunos padres ex-guerrilleros.

La pelicula como tal es Postales de Leningrado, lo que me llamo mas la atencion es que desde la productora hasta casi todo el elenco son hijos de ex-guerrileros y la mayoria interpretan papeles basados es sus padres.

Esta noche creo que la voy a ver, me la imagino como una especie de Laberinto del Fauno con sabor venezolano.

Gus dijo...

Reindertot, si sabes quien interpreta la versión de la canción "hasta siempre, comandante" en la pelicula me gustaría que me lo dijeras en un comentario aqui... gracias

Paramaconi dijo...

sí, yo también he buscado la canción y no la encuentro.... alguien sabe de quien es?

Pupila dijo...

Creo que llegué tarde a los comentarios, sin embargo ojalá y el pana Duque pueda leerme.

Me uno a no sé quién que manifestó su curiosidad por saber el nombre de algún director de tu gusto.

Por otro lado, no he visto la película ésta aún, pero sobre lo que planteas del realismo te digo que no hay nada más afrancesado que la supuesta estética "verité" , ese cine que pretendía mostrar la realidad y que comenzó con forma de documentalismo.
Por otra parte, las películas de Chalbaud también han pretendido ser "realistas", pero fíjate, la historia del guión se tornó monótona y un poco insoportable. Hacen falta otras perspectivas, imagino que la de Postales de Leningrado es una buena forma de salir de la tradición. Jugar un rato en la pantalla, presentar otros enfoques, después de todo es ficción, tú sabes de eso, he leído parte de tu buena ficción, siempre hay poesía de otro tipo mezclada con la realista.

Además de eso, Duque deja de echarle tanta vaina a tu odiada clase media, que esos no fastidian más que el lumpen de arriba o el de abajo (el mismo Marx lo sabía).

Un saludete entonces.